Empresarios Notables
Por Jorge di Fiore
     
<< Ver Introducción Los Rocca  
     
     
 

Campana es una ciudad que se encuentra a unos cien Km. de la ciudad de Buenos Aires.
Una ciudad industrial con variadas empresas, grandes y medianas, a orillas del río Paraná. Allí se encuentra una o la más grande multinacional argentina: la acería Siderca.
La ciudad como todas posee su cementerio y en él reposan los restos del Ing. Agostino Rocca, el hombre que tanto podría haber descansado en la Recoleta como en el Cementerio Monumental de Milán.
El prefirió estar cerca de su fábrica, de su gente. Ese era D. Agostino Rocca.
Fallecido en 1978, fue declarado Ciudadano Honorario de Campana, fundador de la importantísima acería Siderca, y líder del grupo Techint en la Argentina, quién contribuyó extraordinariamente al engrandecimiento de la Ciudad de Campana y dejó marcada esa línea en sus descendientes.
La sepultura es de líneas sobrias y modernas pero con materiales de calidad, encontrándose rodeada por un colorido jardín.

Pero más allá de la obra material, Agostino Rocca fue un "formador de hombres", que no sólo lo respetan y recuerdan, sino que llevan a las generaciones próximas el modelo de un luchador tenaz y constante en la construcción del presente y del futuro.

Su activo fue la gente. Un activo que, hoy, el mundo de la globalización y la productividad cuestiona permanentemente.

El factor humano, su espíritu de cuerpo y su integración con la organización, fueron improntas que caracterizaron a la misma. Se preocupó y fomentó la salud, la cultura y la educación de la gente de su organización y de la comunidad, donde estaban los asentamientos industriales.

Fue un hombre que valoró y agradeció sus éxitos. También sufrió íntimamente sus reveses y contratiempos, pero con un resultado en sus decisiones y emprendimientos, que han sido altamente positivos para su patria adoptiva y para la comunidad argentina.

Habido nacido un 25 de Mayo de 1895 en Milán, Italia, era el tercer hijo de Giuseppe Roca y Enrichetta Sismondo. En 1946, el ingeniero industrial y electrónico Agostino Rocca  arribó a la Argentina. Tenía 51 años y había dejado atrás, en Italia, sus trabajos en Dalmine, la fábrica de tubos de acero sin costura donde ascendió hasta la vicepresidencia, y el “holding” estatal “Instituto para la Reconstrucción Industrial”, del que fue director delegado. Combatió en la Primera Guerra Mundial y luego estudió ingeniería. y durante la Segunda Guerra Mundial, tuvo un papel importante en la industria italiana. Quizás, también, su espíritu meridional y combativo marcaría el tesón con el que emprendió todas y cada una de sus obras.
Colaboró, también, en ampliaciones de fábricas de armamentos y de astilleros y proyectó una siderúrgica. Por eso lo acusaron de fascista al concluir la segunda guerra mundial, sin tener en cuenta sus acciones militares en la primera, por las que fue condecorado con dos cruces y una medalla de plata en 1918. Agostino peleó junto a las tropas italianas como oficial en la Gran Guerra de 1914.
El 28 de mayo, contrajo enlace con María Queirazza, y tuvieron dos hijos, Roberto y Ana.
Antes de venir, con sus familiares, amigos y 10.000 dólares creó en noviembre de 1945 en Milán la “Compañía Técnica Internacional”, Techint, y la sociedad Rocca & Partners, aún vigente.Recorrió durante un prolongado tiempo varias plantas siderurgias en los Estados Unidos, estudiando la organización empresaria local.

Ya en Buenos Aires, y con veinte kilos de documentación y mucha experiencia, Torcuato Di Tella -impulsor del grupo Siam- consiguió que le encargaran un estudio de factibilidad para instalar una fábrica de tubos de acero que no se concretó y que en 1954 sería la base de Dalmine Siderca.
Acompañado por su hijo Roberto y poca gente, en aquel ´46 armó Techint Argentina, donde diseño, proyectó y realizó plantas industriales, incluso para Chile y Perú.
El Estado fue su principal cliente, para el que concretó numerosas obras, entre otras: el primer gasoducto con Gas del Estado, en 1949, entre Comodoro Rivadavia y Buenos Aires; el montaje mecánico del alto horno de Somisa, en el año 1957 y al año siguiente el de Zapla.
Actúa en la vida como si fueras a vivir eternamente, pero piensa como si fueras a morir mañana”, es la traducción de una reflexión a la que adhirió Agostino Rocca y transmitió a sus descendientes.
A su probada vocación industrialista, sumó durante años los beneficios del modelo proteccionista de sustitución de importaciones; los precios y las tarifas subsidiados, y las citadas ventajas de tener al Estado como principal cliente.
En 1951, crea LOSA. Y en 1952 la firma Cometarsa.
Para esos años en México fundan la firma Tamsa  y en Turquía la empresa Borusan.
Para 1954 se crea Dalmine SA, cuya especialización son los tubos de acero para el transporte de petróleo.
El crecimiento de sus empresas y el fruto de su empeño hacen que, en 1958, se creen otras empresas industriales, Siderca, que se fusionaría con Dalmine y la Propulsora Siderúrgica, en Ensenada, a fines de los años sesenta.

Nada fue fácil. La dedicación permanente, los escollos fuera de cálculo etc.  Los Rocca  tuvieron  que resolver tantos problemas financieros como estructuras comerciales, en el país y en el exterior. 

Agostino Rocca, fundador del grupo Techint, un visionario como pocos en la Argentina, igual que Di Tella, allá por la década del ’50, tuvieron una idea muy clara sobre éstas cuestiones. Agostino Rocca siempre dijo que la empresa debía tener un dividendo social y ¿qué significaba esto? Que más allá de las restricciones que tuviesen para operar desde la Argentina, tanto el Estado como en la sociedad le habían permitido a la organización Techint desarrollarse. Si necesitó ingenieros alguien le dio ingenieros, si necesitó empleados alguien le dio empleados, si necesitó un pedazo de tierra alguien le dio un pedazo de tierra, necesitó energía y se conectó a una red. Y encima hizo negocio, no le debe nada a nadie.

Agostino Rocca, fallece a los 83 años en su departamento del edificio Kavanagh, el 17 de febrero de 1978.Sus restos llegaron el día 19 a la ciudad de Campana a la Capilla de Santa Bárbara de Villa Dalmine.
Su hijo Roberto, ingeniero mecánico y doctor en química física metalúrgica, fue integrante de la marina italiana durante la segunda guerra mundial, lo sucede en la conducción.

Roberto Rocca nació en Milán en 1922. Estudia y se gradúa en ingeniería mecánica en el Politécnico di Milano (1945), luego de haber participado en la Segunda Guerra Mundial como oficial de máquinas en un submarino de la Marina Italiana. Continúa sus estudios en el Massachusetts Institute of Technology en Boston USA, donde obtiene en 1950 el doctorado (PhD) en Metalurgia.

Contrajo matrimonio con Andreina Bassetti, que le dio tres hijos, Agostino, Gianfelice y Paolo.

Desde 1945 Roberto Rocca estaba unido a su padre Agostino, una de las figuras centrales de la siderurgia italiana tras las dos guerras mundiales, en la fundación de Techint, Durante los años ´50 y ´60 contribuye al rápido crecimiento de la nueva empresa que opera en el área de la siderurgia, de la ingeniería y de la construcción.

Cuando en 1978 sucede a su padre en la dirección del Grupo, Techint es una organización de 15 mil empleados con dos plantas siderúrgicas en Argentina (Siderca en Campana, productora de tubos de acero sin costura, y Propulsora Siderúrgica en Ensenada, productora de laminados planos de acero) y una actividad internacional de ingeniería y construcciones, presente fundamentalmente en América Latina.

En la década del ´80, Roberto Rocca impulsa un gran crecimiento de la actividad industrial de Techint con un ciclo de inversiones en las plantas, en tecnología y en investigación; un programa que culmina con la expansión de la planta de Siderca en Campana -Provincia de Buenos Aires- y que le permite al Grupo jugar un papel protagónico en el mercado internacional de tubos sin costura. Son años en los que Techint se transforma en una empresa que opera a escala global con una fuerte presencia en la construcción de infraestructura para la industria energética a través de ductos, refinerías y centrales eléctricas.

En los años ´90, el éxito de Siderca demuestra que es posible construir desde la Argentina un modelo industrial capaz de competir en escala mundial. Con la incorporación al Grupo Techint de Tamsa de México y Dalmine de Italia -donde Roberto Rocca asume la Presidencia en 1996- más la sucesiva integración de NKK de Japón, Algoma de Canadá, Confab de Brasil y Tavsa de Venezuela, se sientan las bases para la creación, en 2002, de Tenaris, sociedad cotizante en el NYSE, en la Bolsa de Buenos Aires, Milán y México, que concentra toda la actividad del Grupo en el área de los tubos y de la cual Roberto Rocca asume la Presidencia del Directorio.

En éste mismo período, Roberto Rocca lleva a cabo otro gran proyecto siderúrgico: la creación de un polo integrado de productos planos en torno a la empresa Siderar, que suma la herencia de Propulsora Siderúrgica y de Somisa, coronando un antiguo sueño de Agostino Rocca de tener en la Argentina una verdadera empresa integrada capaz de producir laminados de acero a partir de mineral de hierro. Con la adquisición de Sidor en Venezuela a finales de 1997, el Grupo Techint se transforma en un protagonista del mercado latinoamericano de aceros planos y largos. 

También las actividades de ingeniería, construcciones e ingeniería industrial se desarrollan vigorosamente y animan al Grupo Techint a ingresar en otras áreas: petróleo, con la creación de Tecpetrol en 1981, y servicios, ingresando al mundo de las telecomunicaciones con Techtel. A 25 años del día en que Roberto Rocca asume la dirección del Grupo, Techint es una realidad mundial, con más de 50 mil personas y una red de plantas industriales y sedes operativas presentes en cuatro continentes.

Roberto Rocca ha tenido un profundo compromiso con el desarrollo industrial de nuestro país. Esto ha sido el hilo conductor de su actividad de empresario. Las grandes inversiones en las plantas del Grupo -desde Campana a Ensenada y a San Nicolás-; la creación de una organización de investigación industrial de vanguardia; la atención puesta en el profesionalismo de los recursos humanos formados en las mejores universidades de la Argentina y del mundo; la construcción de un sistema transparente de relaciones con los inversores, el personal, las comunidades; la búsqueda de la calidad y de la excelencia, superan el ámbito de acción del Grupo Techint y se transfieren como valores a la sociedad civil.

A través de su actividad en el Instituto de Desarrollo Industrial (IDI) y en el Observatorio PYMI contribuye al debate político-económico de la Argentina. Roberto Rocca defiende y valoriza el rol de la industria en la vida económica del país a partir de la experiencia del modelo italiano y europeo en los cuales la pequeña y mediana empresa actúa como motor de progreso.

En cada uno de sus actos, infunde su calidez humana y valora la sencillez de los pequeños gestos. Su estilo de conducción, además de privilegiar el consenso, alienta a los hombres de acción y da espacios a las generaciones jóvenes con anhelos de realización. Su convencimiento de que cada hombre da lo mejor de sí mismo cuando actúa con pasión en la realización de sus proyectos, hace que la gente se sienta dueña de sus obras.

Roberto Rocca tiene profunda conciencia de la responsabilidad social de los empresarios, y considera que la gran empresa tiene un rol central en la creación y transferencia de riqueza hacia la comunidad que la sostiene.

De la mano de Roberto, los años ochenta fueron años de gran crecimiento para el grupo, que se consolidó como gran protagonista del mercado de tubos sin costura y demostró que es posible construir desde la Argentina un modelo industrial competitivo a escala mundial. Durante esos años, en rigor, Techint fue sumando a Tamsa de México, Dalmine de Italia, NKK de Japón, Algoma de Canadá, Confab de Brasil y Tavsa de Venezuela. Ese proceso condujo a la creación de Tenaris, en 2002, que fabrica hoy uno de cada tres caños petroleros que se venden en el mundo.

En idéntico período, Roberto Rocca llevó a cabo la creación de un polo de productos planos de acero e ingresó en el negocio petrolero y en el de las telecomunicaciones.

Durante su gestión en Techint, realizó más de 2.500 proyectos en más de 45 países; que construyó 61.400 kilómetros de ductos, 20.000 kilómetros de líneas de alta tensión y 5.000 kilómetros de rutas. Por todo esto, en 1999 Rocca recibió el "Willy Korf Award", máximo reconocimiento mundial a un empresario siderúrgico.

A finales de los años noventa, el negocio del grupo siguió diversificándose, creando muchas empresas de servicios, la mayoría de ellas para dar apoyo al trabajo de otras empresas del grupo.

Como hecho importante de este período, se puede destacar la "compra" de la empresa Somisa, una de las principales fábricas siderúrgicas de Argentina. La empresa cambió el nombre de Somisa a Siderar cuando esta fue privatizada.
Para el año 2000, Techint superaba los 60.000 empleados repartidos en más de 100 empresas del grupo.

Hoy la organización Techint está integrada por las siguientes empresas:

Argentina Steel Production & Manufacturing: Siderca SAIC 
Argentina Metalmecánica, SA- Manufacturing Plant: 
Argentina Siat S.A., Head Office and Manufacturing Plant
Argentina Centro Siderúrgico Gral. Savio
México Tubos de Acero de México S.A. Veracruz 
Italia Dalmine S.A. 
Italia Engineering & Construction Italy. Techint - Compagnia Técnica Internazionale S.p.A. 
Argentina Techint - Compañía Técnica Internacional S.A.C.I 
Brazil Techint Engenharia S.A
México Techint S.A. de C.V., 
Italia Mechanical Industry Italia. Pomini S.p.A., Giustina Internacional SpA 
Argentina Cometarsa SA 
U.S.A.  Intersteel Technology, Inc. 
Argentina  Tecpetrol S.A. Combustibles y Aceites. 
Argentina Diapetrol, 
Italia  Techosp S.p.A Milano. 
Italia  Società Italiana Vetro SIV S.p.A. Milano
Chile Techint Compañía Internacional de Ingeniería y Construcción S.A. 
China  Siderca S.A.I.C., Socofar Ltd. Techint - Compañía Técnica Internazionale S.p.A. 
Colombia Techint International Construction S.A.I.C. 
Ecuador  Techint Compañía Técnica International S.A.C.I. 
Alemania  Siderca GMBH. Techint Engineering Company MBH. 
Hong Kong Socofar Ltd. 
Irán - Techint Techint - Compagnia Técnica Internazionale S.p.A. 
Portugal Techint - Companhia Técnica Internacional Ltda. 
Rusia Siderca S.A.I.C. Techint S.p.A. 
Arabia Saudita Saudi Techint Limited. 
Singapur  Pomini Far East. Siderca Ltd. 
España Techint S.A. 
Emiratos Árabes Unidos Siderca S.A.I.C. Techint S.p.A. 
Uruguay  Techint - Compañía Técnica Internacional S.A.C.I. 
U.S.A  Morgan Pomini Co., Pomini Inc., Siderca Corporation and Texas Pipe Threaders (TPT), Techint Inc. 
Venezuela Socominter S.A., Techint S.A. 

 

Servicios en Argentina.

Telefónica de Argentina S.A.
Saneamiento y Urbanización S.A.
Ferroexpreso Pampeano S.A.
Edelap SA.
Transportadora de Gas del Norte

Otras Actividades en Argentina.

Ladrillos Olavarría S.A.
Alcatel Techint,  Campana, Buenos Aires.
Navegación y Tecnología Marítima S.A.

Su hijo Agostino Rocca, asume la presidencia del grupo, quedando Roberto como presidente honorario.
Agostino Rocca, nieto del patriarca y primer descendiente del Ing. Roberto Rocca, es ahora el responsable de la empresa más grande de la  Argentina.
Agostino Rocca, estudió en Milán, en la Universidad Bocconi, y luego en la Cornell University de Estados Unidos para especializarse en Finanzas. Después de trabajar un año en París y dos en Italia, ingresó en la empresa familiar en 1977, a los 32 años. Techint ya era poderosa, con notable peso económico y político.
Su padre, Roberto, lo preparó para el puesto que ocupó desde 1993 cuando asumió la presidencia de Techint. En seis años triplicó la facturación del holding.
Agostino desdeña la notoriedad. Un multimillonario, que se refugia en una timidez que asombra a sus íntimos. A diferencia de otros grandes empresarios, Rocca odiaba la frivolidad, y era casi imposible verlo en los ágapes del mundo de la farándula. Con su esposa  Daria, vivía pendiente de sus tres hijos, dos varones y una mujer. Todos los veranos, padres e hijos se encontraban en Buenos Aires, y lo más común era que pasaran sus vacaciones en la Patagonia.
Agostino, el hombre nacido en Milán trabajaba doce horas diarias. Su hobby era volar en su  Cessna Caravan, con el que recorrió gran parte de la Patagonia.

Pero el destino quiso que el 28 de abril del 2001, falleciese en un accidente aéreo Agostino Rocca.

La tragedia ocurrió en la madrugada. A las 5.30 la avioneta Cessna Grand Caravan en la que viajaban Rocca, su ahijada, el secretario general de Redacción de La Nación, Germán Sopeña, y otras siete personas cayó en un campo de Roque Pérez. No hubo sobrevivientes. El grupo se dirigía a Santa Cruz, donde realizaría un homenaje al Perito Francisco Moreno. Las causas del accidente no pudieron conocerse. La única hipótesis que manejaron los investigadores es que una capa de hielo podría haber deformado las alas de la avioneta y provocado la caída de la nave.
Agostino, viajaba ocho veces al año a Europa, otras tantas a Estados Unidos, y cada quince días a Brasil. Los vuelos le causaban placer. Se sentía cerca del cielo, decía. Murió a bordo de un avión, “ese viejo amigo suyo”.
La austeridad de Agostino Rocca, presidente del grupo Techint y uno de los hombres más ricos del país, se sintió también en su entierro: el empresario,  fue inhumado en una ceremonia sencilla y bastante íntima en el cementerio municipal de Campana en el mausoleo que descansa su abuelo el fundador del imperio económico familiar.

Jacques Chirac, entregó al nieto del fundador de la Organización Techint, Agostino Rocca, la insignia de caballero de la Orden Nacional de la Legión de Honor de la República Francesa, por las relaciones de la empresa Techint con su país.
El recuerdo de Agostino Rocca y su presencia espiritual, siguen vigentes. Su obra no se circunscribió exclusivamente al desarrollo industrial y tecnológico, sino que lo superó y que lo concibió integrado a la comunidad, como camino hacia el bienestar y la paz social.

                                                                     Agostino Rocca nieto

El 10 de Junio de 2003, Roberto Rocca, Presidente Honorario de Techint e hijo del fundador de ese Grupo, murió en Italia a los 81 años, como consecuencia de una afección pancreática.

                                                 Roberto Rocca, Presidente Honorario de Techint


Roberto Rocca, transformó a Techint en un líder mundial en el negocio del acero. Era el más respetado entre sus pares. Y siempre impulsó la industrialización del país.Fue el más reconocido de los industriales locales y encarnó en su figura el llamado modelo productivo. Partió así el heredero y responsable de consolidar el imperio del acero fundado por su padre, Agostino Rocca, en 1945. En el año 1998 había recibido el premio Konex de brillante como “Empresarios de la Industria Básica” y en 1988 Mención por el mismo rubro.
Ese mismo año recibe en nombre de su padre el premio de honor de la misma Fundación Konex.

Roberto Rocca otorgó 313 becas de grado en la Argentina que incluyeron 71 nuevas becas de grado para estudiantes argentinos de ingeniería y Geociencias.
En la actualidad, Paolo Roca, es  el actual conductor del grupo.
El presidente de Grupo Techint. Nació en Italia aunque también tiene la ciudadanía argentina y es nieto de Agostino Rocca, el fundador de la empresa e hijo de Roberto Rocca.
Residente en Italia llegó en 1978 a la Argentina para radicarse e integrarse definitivamente a la Organización, quien lideró la empresa en su despegue internacional. Se graduó en Ciencias Políticas en la Universidad de Milán. Realizó un posgrado en Desarrollo Gerencial (PMD) en la Universidad de Harvard, Estados Unidos. Su grupo tiene 53.000 empleados en decenas de países. Actualmente preside la World Steel Association.

                                                                              Paolo Rocca


Desde hace más de 50 años, Tenaris Siderca ha sido un importante protagonista en el desarrollo del mercado del petróleo y del gas en Argentina a partir el establecimiento de la planta de Siderca en la ciudad de Campana.

Hoy en día, la planta cuenta con la más alta tecnología y es considerada como una de las plantas más eficientes e integradas de su tipo en el mundo. 

Posee una capacidad de producción anual de 850.000 toneladas de tubos sin costura y produce una amplia gama de productos para el mercado energético, automotriz, para aplicaciones agro-industriales y exporta más del 70% de sus productos de alto valor agregado a todo el mundo.
Tenaris Siderca invirtió 1.350 millones de dólares entre 1981 y 2006 y ahora tiene en ejecución un plan trienal entre los años 2005 y 2007 por 160 millones de dólares.


Fuentes
Diario Clarín-Alberto González Toro 
Techingroul
Alejandro Rebossio
Pagina 12
Foto: Fundación Konex


-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


La Fundación Hnos. Agustín y Enrique Rocca es la continuadora de la "Fundación Enrique Rocca" que fue constituida en 1959. Opera en la República Argentina en los siguientes rubros: salud, educación, cultura, beneficencia. Desarrolla su actividad también en nombre de las empresas de la Organización TECHINT. Su gestión tiende al mejoramiento de las condiciones de vida de los integrantes de la comunidad, no con una finalidad caritativa sino proponiendo a la formación profesional y a la creación de condiciones para el desarrollo personal, a través de la solución de factores educacionales, sanitarios y culturales concurrentes al logro de dichos objetivos. Su acción se materializa en el otorgamiento de subsidios, aportes, equipamientos de escuelas y de jardines de infantes, donación de libros de texto, de aparatos a hospitales, apoyo a institutos geriátricos, etc.


-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


 
Contacto: papelfin1@gmail.com